TROCANTERITIS: ¿QUÉ ES Y CÓMO SE CURA?

por sus siglas en inglés) es un conjunto de patologías que afectan la parte lateral de la cadera. Estas patologías pueden ser bursitis, síndrome cutáneo femoral lateral, síndrome de fascia lata o cadera en resorte, entre otros.

Estos problemas son de importante gravedad, ya que imposibilitan acciones muy cotidianas como tumbarse de un lado de la cadera o caminar. Por ello, es importante un diagnóstico rápido y un programa de recuperación adecuado.

Causas de la trocanteritis

Las causas de la trocanteritis pueden ser de constitución o pueden venir de otras complicaciones físicas sufridas en la misma zona. Algunas de estas causas pueden ser:

  • Traumatismos
  • Falta de fuerza muscular
  • Cirugías de cadera
  • Asimetría en la longitud de las piernas
  • Obesidad

Si vivimos o hemos vivido alguna de estas situaciones recientemente, hay que estar muy alerta de no tener síntomas que puedan indicar que tenemos trocanteritis.

Síntomas de la trocanteritis

Los síntomas más habituales son el dolor en la zona lateral de la cadera afectada e incluso inflamación local en la zona del trocánter. También podemos sufrir debilidad y pérdida de fuerza debido al dolor, dolor lumbar o incluso sentir un aumento de la temperatura en la zona afectada.

Tratamiento de la trocanteritis

Trocanteritis Tratamiento

El tratamiento para curar la trocanteritis es, inicialmente, conservador (sin cirugía). El objetivo con este tratamiento es reducir el dolor y la inflamación para que el paciente pueda recuperar la normalidad y pueda dejar de sentir dolor al hacer tareas cotidianas.

Algunos de los tratamientos conservadores más usados son:

  • Reposo: descansar ayuda a reducir la sobrecarga del músculo.
  • Antiinflamatorios: al igual que el reposo, ayudan a que la inflamación baje y se calme el dolor.
  • Masajes y terapia manual
  • Estiramientos
  • Ejercicios de fuerza
  • Terapia de ondas de choque
  • Diatermia o tecarterapia

Con estos tratamientos, la mayoría de pacientes pueden recuperarse completamente de la trocanteritis. Sin embargo, siempre hay casos en los que se necesita de intervención quirúrgica. Esta puede ser de dos tipos:

  • Endoscópica: con la ayuda de un artroscopio y una incisión de pocos centímetros.
  • Cirugía abierta: el último recurso. Implica una recuperación más lenta y cicatrices de mayor tamaño.

¿Es bueno caminar con trocanteritis?

Una de las preguntas que más se hace la gente es si es bueno caminar con trocanteritis. Según la gravedad de la lesión, el simple hecho de caminar puede ser perjudicial para la recuperación de trocanteritis. Por eso, recomendamos visitar a un especialista para que le pueda hacer un diagnóstico personalizado. Él será el mayor indicado para decirle si puede caminar con trocanteritis.

Trocanteritis: Ejercicios prohibidos

A continuación, indicamos algunos ejercicios prohibidos para pacientes con trocanteritis:

  • Correr o cualquier actividad que implique saltar
  • Montar en bici
  • Máquinas o peso libre en el gimnasio
  • Sentadillas

También se recomienda evitar apoyarse demasiado sobre la pierna con dolor durante periodos de tiempo prolongados.

Ejercicios para la trocanteritis

Aunque tengas trocanteritis, no tendrás que quedarte siempre sentado en el sofá. Hay una amplia variedad de ejercicios que sí que puedes hacer sin poner en riesgo tu salud. Algunos ejemplos son la natación o los estiramientos.

Trocanteritis: frío o calor

Otra de las dudas más importantes relacionadas con la trocanteritis es si es mejor aplicar frío o calor. En este caso, la respuesta es clara: solo el frío mejorará el estado de nuestra lesión. Aplicar calor no ayudará e, incluso, puede empeorar la lesión.

Es importante recordar que, como con cualquier otra lesión, es importante no aplicar el hielo directamente a la piel, sino que debemos envolverlo con un paño o toalla.

¿Cómo sentarse con trocanteritis?

Finalmente, una de las preocupaciones más corrientes entre los pacientes con trocanteritis es cómo sentarse. Al padecer dolor en la zona de la cadera, la preocupación es habitual ya que pasamos gran parte del día sentados.

Algunos de nuestros consejos para sentarse con trocanteritis son:

  • Evitar sentarse en sofás o sillas bajas.
  • Tener siempre los pies en el suelo o en un taburete si no llegamos.
  • No sentarse en los bordes.
  • Evitar que las rodillas estén por encima de la cadera.
  • Intentar mantener alineados la cadera, las rodillas y los pies.
  • Evitar sentarte con las piernas cruzadas