PIERNAS CANSADAS

Casi 10 millones de españoles sufren de piernas cansadas. Es un síndrome que afecta a personas de todas las edades, aunque es cinco veces más frecuente en mujeres.

Las piernas cansadas acostumbran a producirse por problemas circulatorios y se pueden manifestar de varias formas: pesadez, hormigueo, hinchazón e incluso dolor, aunque la sensación más habitual es de pesadez al caminar o mantenerse de pie.

Dolor Piernas Cansadas

¿Por qué tengo dolor de piernas?

Una de las principales causas del dolor de piernas o piernas cansadas es la mala circulación de la sangre o insuficiencia venosa crónica. Ésta dificulta que el flujo de sangre por las venas de las piernas sea el óptimo, provocando venas varicosas y piernas hinchadas.

La insuficiencia venosa crónica se puede dar por motivos genéticos (edad, obesidad, embarazo, género) pero también por estar de pie durante largos periodos de tiempo.

¿Cómo evitar tener las piernas cansadas?

La primera recomendación es evitar estar de pie o sentados durante largos periodos de tiempo. También recomendamos hacer ejercicio físico como caminar o actividades suaves para ayudar a mejorar la circulación.

Una recomendación para disminuir la hinchazón y el dolor es usar medias compresivas, que nos ayudarán también a mejorar la circulación sanguínea.

Sólo en los casos más extremos, y siempre recomendado por un especialista, deberemos usar fármacos como tratamiento.

No obstante, la principal recomendación es la de mantenerse hidratado y alimentarse de forma saludable. Mantener una dieta rica en fibra y con poca sal y sin grasas saturadas, junto con una buena hidratación (1,5 – 2 litros de agua al día) puede ser el mejor remedio para las piernas cansadas, ya que mejorarás de forma notable la circulación sanguínea.

Otras recomendaciones:

  • Evitar vestir con ropa muy ajustada como pantalones estrechos, fajas, cinturones o medias con elástico estrecho. Sí que se recomiendan las medias de compresión, como ya hemos visto anteriormente.
  • Dúchate con agua fría, ya que ayuda a la circulación sanguínea.
  • Usa cremas de hidratación y masaje para aliviar el dolor e hidratar y refrescar las piernas.

¿Cuándo debo visitar al médico?

Si tras aplicar todas las recomendaciones anteriores, el dolor de piernas no desaparece, lo mejor será buscar consejo de un profesional. En este caso, la visita deberá ser a un fisioterapeuta. En el caso que las molestias sean la consecuencia de otro problema, él nos sabrá indicar qué especialista debemos visitar.