931 169 167
-
627 724 417
           

LA PUNCIÓN SECA ¿QUÉ ES Y EN QUÉ CONSISTE?

Por lo general, cuando oímos hablar de agujas, ponemos cara de pánico o pensamos en acupuntura; por eso hoy hablaremos de una técnica cada vez más usada en el ámbito de la fisioterapia: la punción seca.

¿En qué consiste?

O mejor dicho en que se diferencia de otros métodos de punción con aguja…

  • ¿Es acupuntura?: Cuando realizamos punción seca nos dirigimos directamente a la zona causante del dolor. A diferencia de la acupuntura, donde se trabaja sobre la epidermis y sobre los canales energéticos descritos por la medicina china, en fisioterapia normalmente trabajaremos sobre la musculatura y a un nivel profundo (con algunas excepciones) basándonos en los estudios de la medicina moderna.
  • ¿Por qué seca?: Los fisioterapeutas no infiltramos ninguna clase de sustancia o fármaco, usamos una fina aguja de un solo filamento para realizar el tratamiento, por ello recibe este nombre.

¿Para qué sirve?

 La punción seca es una de las técnicas de elección para el llamado síndrome de dolor miofascial.  Este síndrome es de origen muscular y, como veremos a continuación, es lo que coloquialmente llamamos “contractura muscular”.

Los músculos están formados por conjuntos de fibras musculares, cuya función consiste en contraerse y volver a su estado original de reposo según las ordenes que reciban del sistema nervioso. Los problemas comienzan cuando, en algún punto de estas fibras, hay una zona que se mantiene en un estado constante de contracción (Punto Gatillo).

Este estado contráctil hace que la zona no se irrigue de forma correcta y que cause una clínica irritativa como puede ser:

  • Falta de fuerza
  • Resistencia al movimiento
  • Espasmos
  • Problemas de equilibrio
  • Mareos
  • Sudoración
  • Dolor

Estos síntomas se pueden expresar en cualquier parte del cuerpo, pero suele ser el dolor el motivo principal de consulta ante un caso de síndrome de dolor miofascial. No solo eso, si no que sobre el 85% de los pacientes que suelen acudir a la consulta, lo hacen por causa de este síndrome, sin importar si se trata de una aparición aguda o que éste ya se haya cronificado.

Su aparición suele ser debida a:

  • Malas posiciones mantenidas durante largos periodos de tiempo
  • Movimientos repetidos
  • Un ejercicio con una gran carga de esfuerzo
  • Grandes impactos
  • Frío
  • Patologías viscerales

Así pues, cuando practicamos la técnica de punción seca, buscaremos mediante palpación este punto gatillo.

Será fácil de encontrar, ya que el fisioterapeuta conoce qué clase de dolor refiere cada músculo del cuerpo y a la vez, cuál es la disposición de estos músculos a lo largo del cuerpo. Además, estos puntos se muestran sensibles a la palpación pudiéndose identificar, ya que con su estimulación manual recreamos la misma clínica que suele sentir el paciente.

Una vez identificado y con la piel bien desinfectada se procederá a la punción mediante la aguja. Sabremos que estamos desactivando el punto gatillo porque tanto el paciente como el fisioterapeuta sentirán pequeños espasmos en la musculatura afectada.

Una vez finalizada la técnica se proseguirá la sesión con masajes suaves de la zona, estiramientos o  pequeños ejercicios.

En conclusión, no hay que temer a la punción seca. Es verdad que puede ser molesta y que conlleva ciertos riesgos como la aparición de hematomas, pero usada de manera adecuada y mediante un profesional bien formado podremos notar sus beneficios en un corto espacio de tiempo.

Tratamientos

totalmente

personalizados

Horario

L-V de 9-21h
S de 10-14h

profesionales

titulados

y colegiados

Estamos en contacto

Estamos en

Contacta