931 169 167
-
627 724 417
           

Tratamientos Fisioterapéuticos Recomendados Para Evitar Lesiones en Deportistas

¿Te has lesionado alguna vez?

¿Una lesión ha impedido que realizarás deporte durante un periodo de tiempo?

¿Ha tenido alguna vez una lesión que le impidiera hacer deportes?

Si la respuesta es no hace falta que te expliquemos el tiempo que puede durar una recuperación, y el desgaste psicológico que puede llegar a provocar. Las lesiones deportivas no solo afectan a los profesionales, sino a cualquier persona que práctica ejercicio.

En fisio b queremos concienciar que, a través de una serie de ejercicios y recomendaciones, podemos evitar las lesiones. En el artículo de este mes explicamos como poder reducir las posibilidades de lesionarse.

Prevención de lesiones

A la hora de proponer una pauta de prevención de lesiones, quizás lo más importante es hacer una valoración lo más exhaustiva posible del paciente.

Para ello están a nuestro alcance una serie de test ortopédicos manuales, ejercicios y herramientas de alta sofisticación tecnológica que nos ayudaran a ver cuales son las carencias sobre las cuales tendremos que trabajar.

Una serie de músculos estabilizadores débiles o una mala programación del patrón motor suelen ser las claves del proceso lesivo.

Hay que diferenciar este enfoque al que se debe dar desde la preparación física. No queremos mejorar el rendimiento deportivo del paciente, si no que, buscamos la mejora de aquellos gestos que ,o bien por alta repetición, o por recibir un alto nivel de carga, pueden llevar a la lesión y en consecuencia a cesar el acto deportivo.

1. CORE

Un trabajo básico es el de core, el trabajo de core se ha vuelto muy famoso aún que muchas veces se tiende a “sobretrabajar”. En primer lugar vamos a explicar que es el core. El CORE es el conjunto de músculos formado por abdominales, lumbares, glúteo y musculatura de la columna y pelvis. Decimos “sobretrabajar” ya que el core esta formado por músculos estabilizadores (multifidus), no músculos de movimiento (cuádriceps). Si hacemos demasiada fuerza durante un ejercicio de core y lo mantenemos durante demasiado tiempo llega un momento en el que esos pequeños músculos dejan de trabajar por agotamiento y delegan en las grandes masas musculares, mas preparadas para las altas cargas.

Ejercicio CORE recomendados:

· Plancha

La plancha frontal es uno de los ejercicios más completos ya que implica músculos abdominales, de la espalda y del glúteo. Si queremos sumarle un poco de dificultad y, a la vez, aumentar la intensidad del ejercicio podemos realizar el mismo ejercicio elevando una pierna. 

· Hollowman

Estirado en el suelo, mantén los hombros bajos y separados de las orejas. La parte baja de la espalda debe quedar pegada al suelo. Elevamos los brazos, miramos al ombligo y levantamos las piernas rectas.

Hollowman ejercicio
· Elevación puente

Con este ejercicio conseguiremos fortalecer, básicamente los isquiotibiales y los glúteos. Tumbados en el suelo con los pies apoyados, elevaremos la cadera manteniendo el cuerpo en línea recta.

Puente

2. MUSCULATURA ESTABILIZADORA

Una vez hemos entendido el trabajo de core, la misma filosofía se debe aplicar al resto de cadenas musculares. A la hora de trabajar, tanto la extremidad inferior como la superior, hemos de ir dando importancia a la musculatura estabilizadora de proximal (la más cercana al tronco) a distal; así en los brazos la articulación clave sería la glenohumeral con su manguito rotador y de ahí se puede progresar a los trabajos en codo y muñeca, en la pierna seria la cadera clave para estabilizar la rodilla y en consecuencia el tobillo.

Por ejemplo, si nos centramos en la musculatura estabilizadora del tronco y de la columna, esta sería el abdomen y una buena postura. Si nos centramos n la mejora de dicha musculatura notaremos una mejora en el rendimiento deportivo. Un buen ejercicio sería realizar peso muerto o sentadillas, esto nos ayudaría a mejorar la postura de nuestra columna y fortalecer los músculos abdominales, evitando una posible lesión lumbar.

3. CADENAS CINÉTICAS: ABIERTAS Y CERRADAS

También es de gran importancia el trabajo teniendo en cuenta las cadenas cinéticas, las hay de dos tipos: abiertas y cerradas.

Los ejercicios de cadena cinética cerrada se caracterizan por la fijación (resistencia) de un segmento distal  (es decir: la mano o el pie) en donde los segmentos corporales que participan se encuentran bloqueados por un elemento externo, en definitiva el segmento proximal se desplaza sobre el distal. Por ejemplo, cuándo se fija el pie soportando el peso sobre el suelo. En cambio los ejercicios de cadena cinética abierta son aquellos en los que las manos o los pies están libres y los podemos mover.

La cadena cinética abierta (CCA) es aquella en que la parte distal es el segmento en movimiento siento el proximal el segmento estabilizador del que parte el movimiento, cuando es cadena cinética cerrada (CCC) el gesto es a la inversa.

La CCA, a nivel de cadera, sería cuando vamos en bicicleta, y a nivel de brazo, cuando lanzamos un balón. En cambio los movimientos de CCC serían respectivamente cuando subimos escaleras o cuándo hacemos dominadas. Es más seguro, la abierta es más interesante para trabajar los ejercicios de estabilización que es lo que buscamos para prevenir lesiones.

Si nos centramos en este tipo de ejercicios para la prevención de lesiones podemos decir que la CCC es más segura para trabajar porque evitamos más riesgos y únicamente trabajamos con nuestro propio peso, por lo que son ejercicios más sencillo. Pero si queremos mejorar la parte estabilizadora, siempre será mejor optar por CCA, ya que a pesar de ser ejercicios más complejos, el trabajo es mayor y por lo tanto se mejora mucho más que con los CCC.

Nuestra forma de trabajar es siempre iniciar por ejercicios de CCC e ir evolucionando a ejercicios de CCA. Un ejemplo que tenemos en nuestras RRSS sería la evolución de una zancada (sin peso alguno) hacia una zancada compleja (kettleball y bossu).

 

En el artículo de este mes hemos querido transmitir la importancia de la fisioterapia como método preventivo para evitar lesiones. Muchas veces acudimos al fisioterapeuta cuando la lesión ya es efectiva o, incluso, irreversible. ¿Por qué no acudir regularmente y así mejorar nuestro rendimiento físico?

Concierta una primera visita de valoración con nuestro fisioterapeuta especializado en fisioterapia deportiva, Eloy Miret.

 

 

Os esperamos en la Calle Evarist Arnús, 16 08014 Barcelona

Concierta tu visita llamando al 93 116 91 67 o al 627 72 44 17

www.fisiob.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

¿Sabías que la fisioterapia puede ser de gran ayuda ante un problema de disfunción sexual?

No se trata de una terapia exclusiva para la prevención o cura ante un problema de disfunción sexual, pero sí es cierto que sirve como ayuda y/o complemento ante otro tipo de terapias como psicológicas y supervisión médica.

En fisio b hemos desarrollado una serie de tratamientos enfocados a mejorar la eyaculación precoz y la disfunción eréctil.

 

EYACULACIÓN PRECOZ

La eyaculación precoz es la falta o dificultad de control sobre el reflejo eyaculatorio. En Fisio b apostamos por la fisioterapia como ayuda al paciente a retardar dicho reflejo mediante técnicas de rehabilitación abdominopélvicas que mejorarán la respiración y la propiocepción, además de mejorar el tono muscular del periné. Tal y como se ha comentado anteriormente, nuestros expertos siempre van a apoyar esta terapia como complementaria al apoyo psicológico y tratamiento médico.

DISFUNCIÓN ERÉCTIL

La disfunción eréctil es la inhabilidad de activar o mantener una erección lo suficientemente resistente como para poder mantener una relación sexual satisfactoria. Ante este tipo de disfunción resulta indispensable apoyo psicológico y tratamiento médico, pero en Fisio b apoyamos complementar estos dos tratamientos con la fisioterapia para poder aumentar el tono muscular y reforzar el periné.

 

En ambos casos la fisioterapia sirve como complemento al tratamiento médico y psicológico que el paciente necesita realizar ante una disfunción sexual. Nuestro equipo fisioterapeuta ha desarrollado técnicas especializadas para que el paciente obtenga resultados visibles en menor tiempo.

 

Déjate ayudar por nuestros profesionales.

En Fisio b nos preocupamos por ofrecer la máxima calidad y últimas técnicas en tratamiento fisioterapéuticos.

 

 

 

Os esperamos en la Calle Evarist Arnús, 16 08014 Barcelona

Concierta tu visita llamando al 93 116 91 67 o al 627 72 44 17

www.fisiob.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

FISIOTERAPIA PARA LA REHABILITACIÓN DE UNA PRÓTESIS DE CADERA

Prótesis de cadera

Causas por las que se coloca una prótesis de cadera

La causa más habitual por la que se suele colocar una prótesis de cadera es por la presencia de artrosis muy avanzada que imposibilita al paciente realizar las actividades de la vida diaria, normalmente por limitación de la movilidad y por dolor.

 

Movimientos a evitar en fases iniciales

Es importante entender que después de la cirugía habrán sustituido tejido óseo por una prótesis y la musculatura que se encarga de mantener la cabeza del fémur dentro de su cavidad está afectada, por lo que hay riesgo de luxación en movimientos amplios. ¿Qué movimientos debes evitar en las primeras fases?:

 

  • No cruzar las piernas.
  • No pasar de 90° de flexión de cadera (cuidado al ponerse los calcetines!)
  • Tener cuidado con las rotaciones de cadera.
  • A la hora de dormir, si quieres dormir de lado sobre la pierna buena, colocar un cojín entre las piernas para evitar que la pierna operada caiga hacia adentro.

¡IMPORTANTE! QUE HAYA RIESGO DE LUXACIÓN DE CADERA EN LOS MOVIMIENTOS DESCRITOS ANTERIORMENTE,  NO QUIERE DECIR QUE NO TE MUEVAS. NO DEBES TENER MIEDO A MOVERTE, EL MOVIMIENTO ES SALUD Y TODO LO QUE HAGAS POR TU PARTE ACELERARÁ EL PROCESO DE RECUPERACIÓN.

 

¿Qué puedes hacer como paciente para ayudar en la recuperación?

La fisioterapia es necesaria antes y después de cualquier intervención quirúrgica. En una fase prequirúrgica la prioridad es ganar fuerza y movilidad en la extremidad afectada, lo que ayudará a reducir los tiempos de rehabilitación postquirúrgica.

Después de la intervención es importante empezar la fisioterapia cuanto antes mejor. El trabajo activo (es decir el trabajo que realiza el paciente en su domicilio o en el gimnasio) será vital; no solo porque el ejercicio aumenta la fuerza sino porque a bajas cargas tiene un importante papel antiinflamatorio. A continuación os explicaremos qué ejercicios puedes hacer para ayudar en tu recuperación.

  • Fase inicial: Paciente con camina con dos muletas.

Isométrico de cuádriceps: estirados en la cama o en el sofá colocad una toalla o un cojín debajo de la rodilla y apretad la rodilla contra el mismo durante 5 segundos cada repetición.  

Elevación de una pierna con cuádriceps en extensión: estirado en la cama dobláis la rodilla buena y la rodilla afectada estirada, sube la pierna y mantenla 5 segundos y baja poco a poco.

Flexoextensión de rodilla en sedestación: sentado en la cama dobla y estira la rodilla.

Isométrico de Adductores: coloca un cojín entre las piernas y cháfalo. Mantén la contracción 5 segundos.

Puente 1: estirado en la cama, dobla las rodillas, aprieta los glúteos y sube  la pelvis.

Activo de ABD de la pierna afecto: de pie, apoya todo el peso sobre la pierna NO operada y separa la operada.

En estas primeras fases en las que el paciente presenta una limitación importante en la movilidad y la fuerza de la pierna operada, trabajar la pierna NO operada (sobretodo con ejercicios de fuerza y estabilidad) facilitará la RHB y acelera la vuelta a la actividad del paciente.

  • Fase de carga parcial: Fase en la que el dolor ya nos permite hacer trabajo en carga a baja intensidad. En esta fase el paciente aun va con dos muleta. 

Traspaso de peso lateral: de pie pasa el peso de una pierna a la otra

Traspaso de peso en una diagonal y en la otra: adelanta un pie y pasa el peso de una pierna a la otra

Apretar pelota con el pie afecto: de pie, pon la pelota debajo de la pierna operada. Cógete con las manos en algún sitio para darte estabilidad.

Sentadillas suaves: de pie dobla las rodillas lo que puedas. Cógete con las manos a alguna mesa para darte estabilidad y no perder el equilibrio.

De pie apoyado sobre la pierna buena realizar movimientos de extensión, ABD y flexión libre de la pierna afecta.

  • Fase de carga total: En esta fase el paciente ya es capaz de apoyar todo el peso de su cuerpo en la extremidad operada y por lo tanto ya puede caminar con una sola muleta.

Sentadilla más profunda con ambos pies

Flexión de rodilla sobre la pierna afecta.

Slide lateral: apoya el peso del cuerpo sobre la pierna operada y desliza la pierna buena por el suelo.

Slide posterior: Apoya el peso sobre la pierna operada y desliza la pierna buena hacia atrás

ABD contraresistida con banda elástica: De pie, pasa el peso a la pierna no operada y separa la pierna venciendo la resistencia de la banda.

Trabajo de equilibrio bipodal: Súbete a uno de los muchos aparatos que hay para trabajar el equilibrio. Si te sale bien con los ojos abiertos prueba también con los ojos cerrados

Trabajo de equilibrio sobre la pierna. Igual que ejercicio anterior pero sobre la pierna operada   

En el gimnasio se podría iniciar el trabajo en elíptica.

  • Fase de adaptación a las actividades de la vida diaria y deportiva: El paciente camina sin problemas y lo que falta es preparar los tejidos para el gesto deportivo o la vida laboral. Para ella aumentaremos la carga de los ejercicios anteriores y añadiremos trabajo pliométrico.

 

Seguramente os estaréis preguntando, ok me queda claro los ejercicios que debo hacer pero, ¿Cuántas series y repeticiones debo hacer al día? La respuesta es tantas como puedas sin que el dolor aumente por encima de un 5/10 (siendo el 10 un dolor insufrible y 0 la ausencia de dolor). No podemos ser más específicos en cuanto a las repeticiones porque la cantidad de trabajo depende mucho de las limitaciones del paciente, de su dolor, de su estado físico antes de la cirugía, entre otros factores. EN RESUMEN, ADAPTA EL EJERCICIO A TU ESTADO FÍSICO.

 

¿Qué hará el fisioterapeuta para ayudar en tu recuperación?

Durante el transcurso de las fases anteriormente descritas el fisioterapeuta se encargará de:

  • Disminuir el dolor y la inflamación.
  • Elastificación de la cicatriz.
  • Mejorar la movilidad de cadera y del resto de articulaciones cercanas a ella (rodilla, tobillo, sacroiliaca y lumbares)
  • Bajar el tono muscular.
  • Guiar el trabajo activo del paciente.
  • Trabajo global de la extremidad afectada.

Es importante destacar que el tratamiento suele durar de 2-6 meses, depende en gran parte de lo motivado que esté el paciente en su recuperación, cuanto más trabaje fuera de la sesión de fisioterapia más rápida será.

A través de nuestras Redes Sociales publicaremos algunos de los ejercicios para tratar la rehabilitación de una prótesis de cadera. 

 

Carlos López, fisioterapeuta en fisio b. 

 

 

Os esperamos en la Calle Evarist Arnús, 16 08014 Barcelona

Concierta tu visita llamando al 93 116 91 67 o al 627 72 44 17

www.fisiob.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tratamientos

totalmente

personalizados

Horario

L-V de 9-21h
S de 10-14h

profesionales

titulados

y colegiados

Estamos en contacto

Estamos en

Contacta